¡Los Adolescentes Deberían Iniciar Más Tarde Las Clases Para Que Puedan Dormir!

Debe acuerdo a un estudio realizado por la Academia Americana de Pediatras, se ha encontrado una estrecha relación entre las horas de sueño y el aprovechamiento escolar en los adolescentes.

El estudio revelo que al permitirle a los adolescentes dormir por mucho más tiempo su salud mental y física mejora.

La evidencia es contundente en términos de las repercusiones que conyeva la pérdida de sueño y sus repercusiones directas en la salud, seguridad y desempeño de los adolescentes.

El estudio también ha revelado que este efecto puede ser mitigado en gran medida al retrasar en inicio del horario de clases.

En un artículo publicado por el journal Pediatrico, donde se revelaron los resultados de un estudio realizado a un grupo de adolescentes, se determinó cuán insuficientes son menos de ocho y media a nueve horas de sueño en adolescentes y como afectan contribuyen directamente a la aparición de problemas de salud como obesidad, diabetes, cambios de humor y al comportamiento. Se ha analizado inclusive la estrecha relación entre la falta de horas de sueño, el consumo de alcohol y tabaco como responsables de el bajó desempeño académico.

El estudio se llevó a cabo durante cuatro años, en el se descubrió que la pubertad afecta biológicamente a los adolescentes en cuanto a que provoca que se queen despiertos hasta muy tarde y se levanten también tarde. Lo que significa que forzarlos a que se vayan a la cama temprano no es de gran ayuda. Algo sucede con los cambios hormonales que ocurren durante ese periodo de desarrollo que su reloj biológico se modifica de esa manera para afrontar todos los cambios de la adolescencia. Los jóvenes encuentran dificultad para dormirse temprano debido al exceso de energía que normalmente se tiene en esta etapa, por lo que les es difícil conciliar el sueño.

En sus conclusiones presentadas, aseveran que al permitir que los adolescentes inicien el horario de clases a las 8:30 provoca una mejoría dramática en el desempeño académico y en su salud. Inclusive el iniciar las clases media hora más tarde aporta grandes beneficios en el desempeño escolar en adolescentes.